Escúchanos También en:

Miércoles, 18 de Marzo 2020

ALEMANIA BUSCA LA VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS COVID-19


Compartir en Facebook

Internacional.- An der Goldgrube 12, traducido literalmente Mina de oro 12, es la dirección de la empresa alemana de biotecnología Biontech, en Maguncia, Alemania. El nombre es apropiado. La compañía podría hacerse rica si tiene éxito en su nueva empresa: encontrar una vacuna contra el coronavirus COVID-19.

Hasta ahora, Biontech ha desarrollado posibles medicamentos contra el cáncer, pero una reciente inyección de efectivo del fabricante chino Fosun Pharma le permitiría acelerar sus esfuerzos en la carrera mundial para encontrar una vacuna contra el nuevo patógeno, anunció Biontech el lunes (17 de marzo). Los chinos ofrecieron 120 millones de euros, de los cuales unos 44 millones son a cambio de acciones de la firma alemana.

Fosun Pharma no es el único que persigue el que hoy parece gran tesoro en el mercado mundial de productos farmacéuticos. Durante una serie de rondas de financiación internacional, acuerdos de asociación con compañías farmacéuticas y su entrada al mercado de valores Nasdaq, Biontech ha podido recaudar 1.250 millones de euros de otros inversores para la investigación.

¿Arremetida de Trump?

En la batalla contra el coronavirus, actualmente se están construyendo alianzas globales y asociaciones de empresas. Eso no es nada inusual, dice Siegfried Throm, un alto funcionario de la Asociación Alemana de Empresas Farmacéuticas Basadas en Investigación (VFA). Mientras más compañías estén involucradas en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus, mayores serán las posibilidades de encontrarla, dijo a DW.

Actualmente hay una carrera mundial por una vacuna, que incluye esfuerzos de empresas y consorcios comerciales, pero también actividades lanzadas por organizaciones científicas, específicamente en Estados Unidos y China. Según la VFA, un total de 39 proyectos en todo el mundo se dedican actualmente a encontrar una vacuna, y muchos de ellos cuentan con el apoyo de la Coalición para las Innovaciones en Prevención Epidemiológica (CEPI), que financia y coordina el desarrollo de vacunas contra las enfermedades infecciosas emergentes.

La lista actual de receptores de CEPI incluye a la compañía farmacéutica alemana CureVac, junto con firmas estadounidenses como Inovio, Moderna y Novavax. También se apoyan proyectos de vacunas dirigidos por la Universidad Australiana de Queensland y la Universidad de Oxford, en Gran Bretaña. Sin embargo, investigadores y sus partidarios rechazan los intentos de compañías, individuos o incluso gobiernos, de asegurarse derechos exclusivos para curas de coronavirus potencialmente exitosas.

La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue noticia mundialmente importante por supuestamente intentar comprar la investigación de la vacuna del CureVac de Alemania con una gran suma. Sin embargo, la empresa con sede en Tubinga negó que Trump o cualquier otro funcionario del gobierno de EE. UU. Hiciera tal intento.

No hemos recibido tal oferta, dijo un comunicado de CureVac, y el accionista mayoritario de la compañía, Dietmar Hopp, agregó Si tuviéramos éxito en el desarrollo de una vacuna viable contra el coronavirus, estaría disponible no solo para las personas de esta región, sino para proteger y ayudar solidariamente a personas de todo el mundo.

Tv en vivo

Publicidad

Siguenos en Facebook


Siguenos en Twitter


Primicias